Google News anuncia que cierra en España a partir del 16 de diciembre

Publicada el 11-12-2014

El servicio dejará de reseñar medios españoles a partir de esa fecha. La reforma de la LPI obliga al pago de un canon por reseña de prensa desde el 1 de enero. La medida afecta a los sitios que agregan noticias por reproducir parte del contenido. Dicha compensación, 'irrenunciable', irá a parar a los editores de publicaciones periódicas.

Google News, el agregador y buscador de noticias que rastrea información publicada por medios de comunicación 'online' de todo el mundo, ha anunciado el inminente cierre de sus servicios en España como respuesta a la nueva legislación, que les obliga a pagar por agregar esta información, al margen de que los medios de comunicación quieran cobrar este servicio o no. Es decir, a partir del 16 de diciembre el servicio dejará de reseñar contenidos de medios españoles, una posibilidad que ya había adelantado este mismo periódico a mediados de octubre.

Esta nueva legislación es la que resulta de la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que, entre otras medidas, prevé la introducción del derecho irrenunciable de los editores a cobrar de los agregadores 'online' (como Google News o Meneame, cuyo cofundador, Ricardo Galli, ya criticó la reforma en este mismo medio) una compensación por reseñar los contenidos, esto es, por reproducir fragmentos de las informaciones publicadas.

Esa parte de la reforma entra en vigor el próximo 1 de enero aunque de momento no se han especificado claramente ni la cuantía de los pagos ni a través de qué entidad de gestión habría que liquidarlos.

De hecho, Richard Gingras, responsable de Google News, estuvo en Madrid la segunda semana de octubre para informarse de la reforma legislativa "de primera mano". Al final, ha sido él mismo quien ha informado de la medida en un comunicado oficial.

"Esta nueva legislación obliga a cualquier publicación española a cobrar una remuneración quiera o no, a servicios como Google Noticias por mostrar el más mínimo fragmento de sus publicaciones", argumenta en su blog europeo Richard Gingras. "Dado que Google Noticias es un servicio que no genera ingresos (no mostramos publicidad en el sitio web), este nuevo enfoque resulta sencillamente insostenible".

"Por ello, con verdadera tristeza, anunciamos que el próximo 16 de diciembre -antes de que la legislación entre en vigor a partir de enero- eliminaremos los contenidos de editores españoles y cerraremos el servicio en España", añade Gringras.

Desde Google explican que, en la práctica, la medida se traducirá en lo siguiente:

  1. Desaparece el sitio web para España. Al entrar en news.google.es aparecerá una nota explicativa sobre el cierre del servicio.
  2. No aparecerán 'indexadas' noticias de medios españoles en ningún sitio de Google News, ni siquiera en los de lengua española.
  3. El recuadro de noticias relacionadas seguirá apareciendo en LAS búsquedas generales, pero en él no aparecerán noticias de medios españoles.

La clave: que el canon sea 'irrenunciable' por ley

La clave que esgrime Google para cerrar el servicio se encuentra en el artículo 32.2 de la reformada Ley de Propiedad Intelectual, que establece el pago irrenunciable de un canon por parte de los agregadores de noticias a los editores de contenidos como compensación por el uso de los mismos. Es lo que se ha denominado 'tasa Google' o 'canon AEDE', porque ha sido la asociación que engloba a los editores de medios quien más ha celebrado ese artículo.

Los editores afirman que Google y el resto de agregadores -también las redes sociales- se lucran enlazando los contenidos que ellos producen y que cuestan dinero. Contra esto, Google insiste en que News no obliga a ningún medio a estar en ese servicio.

De hecho, desde Google recuerdan que la clave de esta decisión radica, lógicamente, en el carácter 'irrenunciable' del cobro de ese canon; la compañía se niega a pagar por los 'clics' que genera. Así, en países como Alemania, Francia y Bélgica, en donde se ha tratado de obligar a la compañía a pagar por usar material sujeto a derechos de autor, se han llegado a diferentes soluciones de consenso.

En Alemania, tras una batalla legislativa que daba derechos a los medios alemanes a cobrar a Google por la difusión de contenidos, la compañía decidió eliminar el resumen y las fotos de las reseñas y al final los propios medios pidieron a Google News volver a ser indexados, tras renunciar al cobro de derechos y "obligados" por la posición de poder económico del buscador (PDF).

En Francia, la situación fue diferente: en 2013 el gigante de la Red y el Gobierno francés llegaron a un acuerdo por el que Google pagaría 60 millones de euros como una compensación a la prensa francesa por usar sus contenidos. No hubo ley por medio, sino un comité de conciliación para acercar ambas partes -largamente enfrentadas- y forzar un acuerdo.

El Bélgica, la lucha entre editores -la prensa francófona, sobre todo- y Google duró seis largos años hasta que en 2012 se llegó también a un acuerdo. Desde 2006, Google y la sociedad belga de gestión de derechos de autor Copiepresse, que representa a diarios belgas como 'Le Soir' o 'La Libre Belgique', se enfrentaron en los tribunales debido a que la entidad belga consideraba ilegal la publicación de contenidos de las ediciones digitales de los periódicos en Google News. Pese a que los tribunales belgas condenaron a Google, al final ambas partes pactaron una asociación en "una amplia gama de iniciativas de negocio" para promover juntos sus productos.

En estos tres casos, ninguna ley establecía el carácter irrenunciable del derecho al cobro de la compensación por agregación de contenidos.

Un polémico artículo

El artículo 32.2, introducido por el Gobierno en el articulado del proyecto de la reforma de la LPI a última hora y por sorpresa, ha sido polémico durante toda la tramitación parlamentaria y generó muchas críticas e incluso alguna denuncia a Bruselas por su tramitación.

El toque de atención más significativo llegó desde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que consideró en su informe durante la tramitación del anteproyecto que el canon limita la libertad de empresa al crear una barrera de acceso a quienes quieran entrar en el mercado. La CNMC cuestionó también que el cobro del canon se tramite a través de las entidades de gestión de derechos de autor.

En el mismo post en donde el jefe de Google News comunica el cierre del servicio, Gingras recuerda que los editores han tratado de resolver sus limitaciones de distribución de sus publicaciones impresas "durante siglos", pero "Internet lo cambió todo al crear enormes oportunidades pero también auténticos desafíos" para los propios editores al aumentar la competencia en la búsqueda de la atención de los lectores y en la generación de beneficios a través de la publicidad. Y también reafirma su "compromiso" para "ayudar a la industria de las noticias a cumplir con estos retos". "También en España", concluye.

Cómo funciona Google News

Según información facilitada por la propia compañía, Google News (o Google Noticias) funciona en cerca de 70 países. El cierre en España es el primero que se produce en un país desde el nacimiento de este servicio, a mediados de 2002.

El sitio "recopila titulares de más de 50.000 fuentes informativas de todo el mundo, agrupa noticias similares y las presenta de acuerdo a los intereses de cada lector", una tarea que se actualiza cada 15 minutos sin intervención humana en el proceso. Google Noticias rastrea con el mismo robot que la búsqueda web de Google, Googlebot.

Contiene ocho secciones (Internacional, Nacional, Economía, Ciencia y Tecnología, Deportes, Espectáculos, Salud y Más populares), en las que aparecen las noticias más relevantes según varios factores, tales como el modo en el que están tituladas y la hora de publicación. Google no usa editores para seleccionar las noticias que aparecen en el servicio, sino que son varios algoritmos los que miden la relevancia y el interés de los usuarios a la hora de realizar dicha selección.

La compañía dispone de un completo manual de directrices de calidad para editores de forma que éstos puedan optimizar sus contenidos y posicionarlos mejor. Y facilita también información detallada sobre cómo bloquear total o parcialmente en Google Noticias el contenido propio, mediante el uso de un archivo 'robots.txt' -existe de hecho uno específicamente orientado a este servicio, 'Googlebot-News'- , o mediante el uso de metaetiquetas, con una simple línea de código insertada en la noticia o página específica que no se desea indexar.

Fuente: Elmundo.es